Twitter icon
Facebook icon

Acerca de su historia

Los primeros pobladores llegaron cerca de 1909 arrendando 5 hectáreas para el uso agrícola y comenzando así el movimiento de la población que más tarde, en 1911 llegaría junto con el Ferrocarril Buenos Aires.


La estación se inauguró el 24 de noviembre de ese año en tierras donadas por Doña María Unzué de Alvear, importante propietaria de la zona. Desde ese momento, comenzó a afluir más asiduamente toda la inmigración proveniente de Siria.

Fue gracias a la llegada del ferrocarril que comenzó a formarse un poblado de características netamente agropecuarias, con calles anchas de tierra y muy tranquilas donde predominan las casas antiguas.

Hoy, los hijos, nietos y bisnietos de aquellos primeros pobladores, mantienen y practican con orgullo todas las tradiciones que les fueron legadas.